viernes, 3 de febrero de 2017

Indigno dignificado.

No soy digno de mirarme a los ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada